Google+

domingo, 12 de Maio de 2013

Tintura/aceitede Cannabis

La tintura o aceite de marihuana:

Hace tiempo que desapareció de las boticas y casi nadie la recuerda. Sin embargo, hasta la reina Victoria la tomaba para aliviar los dolores menstruales. 
Durante el siglo XIX, la tintura de cannabis fue unos de los medicamentos más utilizados. Las tinturas son fáciles de hacer y muy discretas y permiten concentrar un buen puñado de cannabis en una pequeña botellita con cuentagotas. 
Las tinturas son extractos disueltos en alcohol. Al contrario que en el aceite de cannabis, en la tintura no se evapora del todo el disolvente (el alcohol) sino que se deja un poco para que el extracto sea más fácil de dosificar y manejar. Con el cannabis resulta facil hacer un aceite o una tintura que concentre los compuestos activos, es decir, los cannabinoides. 

El fin de la extracción, normalmente seguida de una fase de evaporación del disolvente, es  que los cannabinoides y otros componentes útiles como los terpenos estén disponibles en  concentraciones altas

Al consumir tintura de cannabis hay que tener en cuenta que los efectos no son iguales que cuando se fuma. El THC (delta 9 tetrahidrocannabinol) fumado llega al cerebro inalterado, sin embargo, cuando lo ingerimos oralmente, el hígado lo metaboliza y lo transforma en un metabolito ligeramente diferente que resulta ser aún más potente. Esta es la razón principal por la que los pastelitos de cannabis suelen superar a más de un fumador empedernido de porros. 

Materiales necesarios para la tintura de mota: 

Unos gramos de marihuana, sirve cualquier tipo, buena o mala, hojas o cogollos. Todo da su aceite aunque claro, los mejores cogollos dan el mejor aceite. 
Alcohol etílico de 99º o licor de alta graduación alcoholica.El alcohol de faremacia no vale ya que se le añaden sustancias para no hacerlo apto para el consumo, ni el alcohol de quemar (alcohol metílico, que es muy, muy venenoso). 




Para realizar la extracción con alcohol:
Un bote hermético con tapa, los de conservas van bien 
Un trozo de tela para filtrar (una media o una trozo de camiseta) o un filtro de cafetera 
Un recipiente ancho y bajo como un plato hondo o una sartén 
Un bote con cuentagotas para guardar la tintura. 

El proceso paso a paso: 

Pica la hierba en trocitos, cubrela con alcohol, guardalo en un armario oscuro una semana y agitalo cada día. pequeños y métela en el bote. 
Pasado este tiempo separa el líquido mediante un colador o filtro.
Coloca la tela o el filtro de cafetera sobre un colador de cocina 
Devuelve la hierba al bote y vuelve a cubrirla  con alcohol. Repite la operación de extracción al menos una vez para aprovechar los cannabinoides al máximo.
Junta todo el alcohol (tendrá color verde) y ponlo en un plato hondo 
Sitúa el plato en un lugar templado y ventilado para que el alcohol se vaya evaporando, ten paciencia, puede tardar días. 
No caigas en la tentación de ponerlo al fuego para ir más rápido, es alcohol y como te descuides ¡BOOM!, estalla la cocina, la tintura y empieza a dar explicaciones... 
Cuando se haya evaporado bastante alcohol pero el extracto siga bastante líquido traspásalo al bote del  cuentagotas y ciérralo bien.

Consejos de uso  de la tintura de marihuana

    flickr-1804195597-original
  • Como disolventes de extracción, el etanol y el aceite de oliva consiguen   los mejores resultados, la extracción de la gama completa de terpenos y cannabinoides presentes en el material herbal de cannabis fue muy eficiente. Además, estos disolventes son seguros para el consumo
    Como defecto de la extracción con etanol se constata un excesivo arrastre de clorofila que produce un intenso color verde oscuro y sabor astringente.
    Del extracto de etanol se puede eliminar eficazmente la clorofila por filtración a través de carbón activado, pero también se separa gran cantidad de cannabinoides y terpenos, por lo que no es recomendado. Además en muchos países el etanol para consumo es un disolvente caro, como resultado de las tasas impositivas.
  • El aceite de oliva se perfila como la elección óptima entre todos los disolventes ensayados  para la preparación de aceite de marijuana  para la automedicación.
    El aceite de oliva es barato, no es inflamable ni resulta tóxico, y debe calentarse sólo hasta 100° C (mediante el empleo de un frasco  con el producto en agua hirviendo en una marmita durante 1-2 horas) de forma que no se sufre deterioros por sobrecalentamiento. Después de enfriar y filtrar el aceite ya está listo para el consumo. La desventaja del extracto realizado con aceite de oliva está que no se puede concentrar por evaporación, por lo que será necesario un mayor volumen del mismo para obtener los mismos beneficios terapéuticos.(Dr. Arno Hazekamp)

La tintura de cannabis puede consumirse directamente, disuelta en alguna bebida o comida y también puede fumarse o vaporizarse. 
La vaporización es el mejor sistema de fumar cannabis para usuarios medicinales puesto que la cantidad de alquitranes inhalada es mínima. 
Para vaporizar la tintura podemos usar un vaporizador comercial, caros pero prácticos, o recurrir al viejo sistema del papel de plata. ¡¡ Atención a los efectos !!, son casi inmediatos.
Es aconsejable empezar probando pocas gotas de tintura ya que resulta difícil predecir la potencia de un extracto. 
Una vez conozcamos sus efectos podremos subir la dosis poco a poco. 

La principal ventaja de los extractos de cannabis, ya sean aceites o tinturas, es la facilidad de transporte ya que ocupa mucho menos que la hierba y no resultan demasiado sospechosos.

Basado en textos de :
http://www.cannabiscafe.net/foros/showthread.php/9669-Tintura-de-cannabis 
http://www.cannabis-med.org/index.php?tpl=faq&red=faqlist&id=175&lng=es

Este artículo pretende ser objetivo y documentado, pero está escrito con ánimo exclusivamente didáctico. Si está usted enferma o cree que pudiese estarlo no se automedique y consulte con una profesional. No hagan esto en sus casas.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...